diumenge, 27 de novembre de 2011

VIVIR (con mayúsculas)

No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y un camino a mis pies. (R.L.Stevenson)

Un hombre construye su propia casa hobbit



¿A quién no le gustaría vivir en la casa de sus sueños? ¿Y si tuvieras la oportunidad de hacerlo?, es más, si tuvieras la oportunidad de construirla tal y como deseas ¿no lo harías? Simon Dale decidió que era hora de cambiar de casa, olvidarse de hipotecas y bancos y contruír el lugar perfecto para vivir. En su caso, ese hogar, es una casa hobbit.
Dale y su familia se trasladaron a Gales donde el dueño de unas tierras, les cedió parte de su terreno para construir la casa. A cambio la familia se encarga de vigilar y cuidar la enorme propiedad. Cuatro meses después y tras gastar unos cuatro mil euros, los Dale construyeron su casa, un hogar respetuoso con el medio ambiente, sostenible y similar a las encantadoras casas hobbit que pudimos ver en Lord of the Rings. Usando madera, cal y yeso Dale, que no tenía experiencia previa como carpintero, levantó de la nada su casa soñada. Con respecto a la casa, el orgulloso dueño afirma que:
Este tipo de edificios es accesible para todos. Mis principales habilidades son haber tenido la capacidad física, perseverancia y fe en mí mismo, y una o dos parejas de amigos que me echaron una mano de vez en cuando
http://alt1040.com/2011/11/un-hombre-construye-su-propia-casa-hobbit

Imaginación. Suerte. Cambio de prioridades. Un modo mágico de librarse de hipotecas y malas vibraciones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada