diumenge, 29 de novembre de 2015

Adeu, José María.


 
 
Llegir-lo i escoltar-lo em va obrir els ulls, em va fer aixecar de la butaca, em va fer creure que un altre món és possible, que una altra manera de conviure és possible ... o això ens va semblar.
Grácies per tot i fins sempre José María.

"... los que detestan el uso de la fuerza pueden ser mucho más fuertes que los que la practican"

"... el amor, armado, puede ser más fuerte que las armas del odio. Te lo prometo."

"Que no somos iguales sitiados y sitiadores, violadas y violadores, ciudadanos y criminales.
Que muchos mantenemos esta capacidad de no querer estar de acuerdo ni ser de la misma etnia, esta capacidad de seguir queriendo y amando profundamente la diferencia, la inteligencia; la diversidad de tu color, amigo mulato; tu mezcla, amigo mestizo; tu orgullo, mi amigo gitano; vuestras diferencias, amigos judíos; tu dignidad, mujer; tu religión, musulmán, católico, ortodoxo, sobre todo si respetáis mi agnosticismo...
Que somos distintos pero iguales, entre nosotros, pero no nos confundáis con ellos, con los de la pureza étnica y religiosa, con los criminales de guerra, con el enemigo de siempre."

"Las grandes crisis humanitarias de hoy, y especialmente la de Kosovo tienen todas un origen político y, por tanto, corresponde a la política encontrar una solución. Si hay que hablar de fracaso, es el fracaso de la política; es la parálisis de la diplomacia que agrava y eterniza las crisis y que evidencia, cada día más, los límites, por no decir la impotencia, de la acción humanitaria. Que cada cual asuma sus responsabilidades,"

"De Kurdistán a Chechenia, de Sarajevo a Liberia, ¿por qué los blancos, occidentales, bastante ricos excepción hecha de los excluidos, deberíamos ser sensibles a las desgracias de los otros? Justamente porque somos demócratas, porque nuestro futuro se construye también en esos países. Porque la Tierra es más pequeña y más peligrosa, porque el sufrimiento de los hombres y mujeres pertenece a todos los hombres y mujeres. En definitiva, porque no podemos quedarnos callados silenciando nuestra cobardía cuando nuestros hijos nos preguntan cuando ven en televisión a otros niños destripados,"

El Amor Armado, 1999

"Nuestra democracia necesita de políticos árbitros, también de políticos transformadores de los desequilibrios producidos por los intereses de unos y de otros, en nuevas realidades más justas y solidarias. Pero sobre todo necesita de políticos para los sin voz, para los nuevos excluidos, para la inmensa mayoría de ciudadanos que sin grupo o corporación, sin gremio o clan, reclaman un espacio democrático y solidario."

"Renovar las fuerzas participando, junto a otras personas, desde nuevas formas de asociación, en un aprendizaje necesario , para enfrentar juntos los retos que nos abruman, nos fatigan y nos paralizan si no nos sacudimos unos a otros la pereza egoísta y miope, a base de la gimnasia de la movilización. Y de una rebeldía contagiosa.
Para dejar de ser extras en el reparto y convertirnos en actores de nuestro devenir individual y colectivo."

"Reivindico una política con pasión. Que cree que es posible lo necesario. Que no está dispuesta a acomplejarse ante las demandas económicas y los cambios tecnológicos, sometiéndose por entusiasta adoración o por resignada aceptación. Porque de lo que se trata es de decidir adónde vamos."

"Empezar a decir lo que se piensa y a hacer lo que se dice es una contribución imprescindible en esta batalla por recuperar lo público para el público, la democracia para los ciudadanos y los ciudadanos para la democracia."

"Nos toca vivir un momento decisivo en la historia de la humanidad. Estoy convencido. Un momento determinante que condicionará nuestro futuro. Un momento irrepetible. No podemos dejarlo en manos de suicidas ignorantes, o de canallas sin límites. Y somos muchos, en Europa y en el mundo, los que nos movemos en la misma dirección de recuperación de la soberanía ciudadana. Y eso pasa por recuperar la iniciativa"

"Por más parches necesarios que pongamos, tenemos que denunciar las causas de los problemas y comprender que todo lo que hagamos en lo humanitario es un sustituto de la justicia y de la política. Y que es la política la que debe encontrar soluciones. (...) no es un tema de partidos. Es un problema de ética, de volver a colocar a los seres humanos, sus derechos y valores esenciales, universales, en el epicentro de la acción política."

"No hay peor enfermedad para la ONU que este resurgir de nacionalismos excluyentes, que este crecer de los fanatismos religiosos, que este permanente agitar de tripas étnicas en un mundo cada vez más mestizo e interdependiente. Pero todo vale. Y parece que no sabemos vivir sin enemigos."

"...depende de nosotros, que a lo mejor podemos hacer muy poco, pero tenemos tendencia a no hacer nada. Depende de cómo seamos el cómo será la ONU. (...) Mientras pensemos que todo lo que no es, es utopía, tendremos gobiernos y onus como los que conocéis. Y no digo <<como nos merecemos>>, porque los que más necesitan otros gobiernos y otras onus no se merecen los que tienen.
Hay que echar a caminar, no gritar que estamos parados. Y, ya sabes, no tenemos demasiado tiempo para expresar nuestra rebeldía."

Tiempo de Rebeldes, 1998 (Molt abans del 15M)