dilluns, 31 d’octubre de 2011

SOMOS

El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota. La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado. (Marco Tulio Cicerón, año 55 a.d.C)

(Por gentileza de Rubén García Cebollero)

Nunca aprendemos...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada