dijous, 27 d’octubre de 2011



...

Pero ya te lo dije:
cuando quieras marcharte ésta es la puerta:
se llama Ángel y conduce al llanto.


A.G.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada