dilluns, 30 d’abril de 2012






mi alma impone su herida
¿a quién entregar un día
lo que será robado al siguiente?

el límite de lo que seré
es haber creído en lo que fui

J.G.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada