dilluns, 9 d’abril de 2012





...

por qué piensas que nunca es demasiado tarde
cuando las playas vacilan entre el cielo y sus menudos quehaceres.


J.L.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada