dilluns, 30 de gener de 2012





Es, si en olvidos dolorosos entro,
tu voz jamás oída la que grita.
Fuiste eterno después y eterna cita
que no cumplió el minuto del encuentro.

...

D.R.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada