dimarts, 10 de gener de 2012





¡Déjame en paz!
que no me quiero salvar
y que me dejes peor que mal.
¡Déjame en paz!
que no me quiero salvar
en el infierno no estoy tan mal.

Siempre aparece un redentor
para vendernos el favor
dice tener la solución
para sacarnos del error
no necesito de un tutor
prefiero equivocarme yo
no me prometan salvación
que se me ablanda el corazón.

Para imponer su voluntad
sirve cualquier brutalidad
echan la historia para atrás
en nombre de la libertad
que hay una gran necesidad
tú y yo sabemos bien de que
quien nos gobierne sea legal
y no se lo haga con los pies.

Cada cual sabe su razón
y lo que le conviene o no
nadie pretenda disponer
lo que se debe o no creer
nunca aspire a pensar por dos
ni por quinientos o un millón
tengo bastante con saber
como camino y junto a quién.
(Víctor Manuel San José)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada