dimarts, 15 de maig de 2012





Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.

Y lo perdimos para siempre.


Ángel González

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada