dissabte, 5 de maig de 2012

Ministro de... qué?



<<Gallardón: "Los ajustes no son suficientes">>

http://www.publico.es/espana/432064/gallardon-los-ajustes-no-son-suficientes

<<El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha advertido hoy de que las medidas de ajuste que ha impulsado el Gobierno de Mariano Rajoy "no son el principio del fin" porque, según ha recalcado, todavía "no son suficientes", aunque sí eran "imprescindibles".>>
Son el principio de nuestro fin, sin lugar a dudas.

<<El ministro de Justicia, que ha intervenido en el undécimo Congreso del PP de Cantabria, ha señalado que el Ejecutivo central del PP va a "seguir gobernando" y ha pedido al PSOE que se sume "al esfuerzo común" para superar la crisis.>>
¿El esfuerzo común? El único esfuerzo que noto yo en los miembros del Gobierno es el de disimular la sonrisa cínica cuando comunican más y más recortes.

<<Ruiz-Gallardón ha parafraseado al primer ministro británico Winston Churchill y ha dicho que los ajustes aprobados por el Gobierno "no son el principio del fin", pero sí "el fin del principio". Ha asegurado que el PP ha formado un Gobierno que "ha arrancado con fuerza", "con decisión" y "con una determinación absoluta", con el fin de acabar con la crisis desde la "solidaridad".>>

¿Solidaridad con quién? con los suyos supongo. No desde luego con los trabajadores, con los parados, con los dependientes, con los jóvenes, con los enfermos, con los inmigrantes, con...

<<El titular de Justicia ha aludido a algunas medidas aprobadas por el Ejecutivo central, como la subida "temporal" del IRPF, la reforma laboral o la limitación de las retribuciones de los directivos de empresas públicas. Ruiz-Gallardón ha recalcado que España "no tiene que renunciar a seguir mirando de tú a tú" a los "grandes países". "España no es menos que Alemania, Reino Unido, Francia o Italia", ha declarado el ministro.>>

Quizá España no tenga que renunciar a seguir mirando de tú a tú a los "grandes países" -aunque desde luego pierde credibilidad y prestigio día a día-, pero los españoles ya no tenemos mucho más a lo que renunciar y lo siguiente es volver a ser la chica de servir en París o el limpiabotas en Munich.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada