dissabte, 5 de maig de 2012





Le comenté:
—Me entusiasman tus ojos.
Y ella dijo:
                     
—¿Te gustan solos o con rimel?
—Grandes,

                      respondí sin dudar.
Y también sin dudar
me los dejó en un plato y se fue a tientas.


A.G.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada