divendres, 3 de febrer de 2012





...

Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
y sufrir por la vida y por la sombra y por

lo que no conocemos y apenas sospechamos,
y la carne que tienta con sus frescos racimos
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,
!y no saber adónde vamos...


R.D.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada