dimarts, 28 de maig de 2013

Por la cándida adolescencia!





Por todo aquello que nos atrevimos a imaginar. Por todo aquello que ingenuamente pensamos que podríamos convertir en realidad. Por aquellos maravillosos jóvenes que fuimos. Cándidamente revolucionarios, inocentemente atrevidos. Por lo que pudo haber sido...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada