dilluns, 3 de desembre de 2012



...

Hermosa era aquella llama, breve
como todo lo hermoso: luz y ocaso.
Vino la noche honda, y sus cenizas
guardaron el desvelo de los astros.


...

L.C.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada