divendres, 19 d’octubre de 2012







Mientras no quiera el tiempo
dejarme de su mano
saldré
cada mañana
a buscar con la misma reverencia
mi diaria salvación por la palabra.

T.S.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada