dimecres, 8 de gener de 2014






Yo, pecador, en fin, desesperado
de sombras y de sueños: me   confieso
que soy un hombre en situación de hablaros
de la vida.   Pequé. No me arrepiento.    

B.O.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada