divendres, 19 de juliol de 2013

Montse, Blanca, bienvenidas a casa.

 
 
 
El 13 de octubre de 2011 dos cooperantes de Médicos sin Fronteras, Montse Serra y Blanca Thiebaut, fueron secuestradas en el campo de refugiados de Dadaab, en Kenia.
Diez días más tarde, en los campamentos saharauis en Tinduf, eran secuestrados otros tres voluntarios, Enric Gonyalons, Ainhoa Fernández y Rossella Urru.
 



Tras nueve meses de un silencio tan discreto como preocupante y en ocasiones inexplicable, Enric, Ainhoa y Rossella fueron puestos en libertad por sus captores, un grupo supuestamente vinculado a Al Qaeda. Era el 18 de julio de 2012.

 
 
 
Ayer, 18 de julio de 2013, justo un año más tarde, Montse y Blanca fueron puestas también en libertad. Han sido 644 largos días, 644  largas noches. Ellas y sus familias y amigos nos podrían explicar qué se siente en 21 interminables meses de privación de libertad, lejos de casa, lejos de todo, sin saber si mañana uno seguirá vivo. Han sido 21 meses de silencio, a veces de olvido por parte de la prensa. No de toda, pero sí de la mayoría.
 
Me gustaría desde este rincón casi privado pedir a los medios que sean ahora tan discretos como durante todos estos meses. Que las dejen volver a una vida que deben recuperar, que las dejen hacerlo con tranquilidad, que respeten su intimidad. 
Me gustaría también que, de tanto en tanto, todos nos paremos a reflexionar sobre estas personas. Sobre lo que se juegan a cambio de nada.
 
Termino con unos párrafos del artículo que Rafael García Rico publicaba en enero de 2012. Describe mucho mejor que yo a qué me refiero.

Creo que la actividad de los cooperantes, en Somalia o en el Sáhara, merece el respeto de nuestra atención. Y que su labor, en esto soy absolutamente imparcial, junto con la de muchos hombres y mujeres de religión comprometida, es uno de los bienes sobre los que se asienta el principio de humanidad que debe regir el interés público. Si no somos capaces de sentir como nuestro el dolor ajeno y contribuir a paliarlo, no seremos capaces de encontrar las respuestas más justas a los problemas más cercanos. Eso es así, ha sido así y será así siempre, aunque alguien, desde la comodidad de la frívola soberbia considere el esfuerzo y el sacrificio ajeno como un capricho ocioso.
Me descubro, una vez más, ante nuestros ciudadanos secuestrados, privados de derechos y libertad, en manos de tratantes y exijo con humildad, prudencia y rotundidad que se haga todo lo quesea preciso para que vuelvan a casa lo antes posible. Y luego que los gobernantes se pongan las medallas que quieran...

http://www.estrelladigital.es/blogs/rafael_garcia_rico/Cooperantes-secuestros-libertad_7_1099160074.html

Comunicado de MSF tras la llegada de Montse y Blanca a España:

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, las dos trabajadoras humanitarias de Médicos Sin Fronteras (MSF) liberadas ayer en Somalia después de 21 meses en cautividad, han llegado hoy a las 16:00 hora española a la base aérea de Torrejón procedentes de Yibuti y han sido recibidas por sus familias. La organización expresa su alegría por la liberación de sus dos compañeras, secuestradas el 13 de octubre de 2011 en el campo de refugiados de Dadaab, Kenia, y retenidas desde entonces en Somalia. MSF continúa ofreciendo todo su apoyo a Mone y Blanca así como a sus familias.
Mone y Blanca necesitan tiempo para adaptarse a su nueva vida en libertad y desde la organización pedimos a los medios de comunicación y a la opinión pública respeten su privacidad y la de sus familias.
“Una vez más, MSF condena enérgicamente el ataque contra estas trabajadoras humanitarias que estaban dando asistencia médica a la población somalí más vulnerable y que huían del hambre y de la guerra en su país,” declara José Antonio Bastos, Presidente de MSF en España.
MSF agradece todas las muestras de apoyo y solidaridad que han recibido las familias de Mone y Blanca. La organización también quiere agradecer a los medios de comunicación el respeto con el que han tratado el caso y la consideración mostrada a las familias de las trabajadoras humanitarias. Solicitamos al público y a los medios que mantengan este respeto y consideración en esta nueva etapa en libertad de nuestras compañeras.





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada